in

Asfixiar museos – 24 horas

En apenas tres años de Gobiernola administración del presidente Andrés Manuel López Obrador redujo el presupuesto en un 42% Museo Nacional de Antropología y en un 37,7% la de Museo Histórico Nacional.

En el caso del primer sitio, en 2018 recibió 129 millones 661 mil 948 pesos anuales; mientras que el año pasado se adjudicaron 75 millones 400 mil 425. Mientras que en el ubicado en Castillo de Chapultepec pasó de 59 millones 359 mil 320 pesos en 2018 a 36
943 millones 629 millones, el año pasado.

Según la solicitud de transparencia 330018322000128 – formulada por 24 HORAS-, el objeto que más se contrajo en el Museo Nacional de Antropología fue el capítulo 2000
pasando de 10 millones 274 mil 050 pesos a un millón 281 mil 248 pesos; es decir, una reducción del 87,5%.

Este capítulo incluye la compra de artículos de limpieza, material de oficina, aportes a la seguridad social, vestuario y uniformes, vestuario de protección personal, repuestos y accesorios. Incluso en conceptos como Material informativo de apoyo y material de investigación en 2021 no hubo presupuesto.

En la misma situación se encuentra la compra de materiales, accesorios e insumos de laboratorio y otros químicos, que no contó con recursos en 2020 y 2021.

El documento señala que en el Capítulo 3000 hay una reducción del 53,6%. Esto incluye conceptos como los servicios de agua, que no recibieron presupuesto en 2019, 2020 y 2021. De igual manera, los servicios de vigilancia se han quedado sin recursos durante los últimos dos años.

En un recorrido por esta editorial, se constató que en el servicio de paquetería los días domingos trabaja una sola persona y ante la fuerte demanda de los usuarios, entre ellos policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) ayudar con esa tarea.

Tanto en la sala de introducción a la Antropología, pueblos indios Y mayalas descripciones de las diferentes exhibiciones son borrosas, por lo que la gente no termina de leer el texto completo.

“Todo lo que se muestra es muy interesante, pero las letras no se ven, también hay partes donde el texto está incompleto y no lo entiendes”, dijo Roberto, visitante del museo.

Asimismo, hay habitaciones en las que se ha comprobado que las mamparas se han quedado apagadas y el mobiliario está roto, rasgado o rayado.

En el interior Museo Histórico Nacional El capítulo que registró mayor descenso fue el de 2000, al pasar de 2 millones 776 mil 225 pesos en 2018 a 848 mil 256 en 2021.

Este capítulo incluye conceptos tales como: textiles; ropa y uniformes; combustión, lubricantes y aditivos para máquinas y vehículos; así como otros productos químicos; materiales, accesorios y suministros de laboratorio; productos alimenticios para el personal; y utensilios de hostelería quedaron a cero pesos en 2021.

Mientras que el concepto de material auxiliar e insumos médicos apenas contó con un presupuesto de 635 pesos; y en el capítulo 1000 se redujo el tramo del aguinaldo, pasando de 5 millones 810 mil 369 pesos en 2018 a apenas 334 mil 376 el año pasado.

Durante un recorrido por este sitio, se preguntó a los visitantes sobre el estado del Museo de Historia y todos coincidieron en que estaba en óptimas condiciones.

MÁS QUE UNA SALA DE COSAS VIEJAS

gabriela prieto, académico de Facultad de Artes y Diseño de la UNAMDijo que es necesario tener políticas más abiertas para todos los museos del país.

Explicó que México es el segundo país más grande en América Latina con más museos, por lo que si no inviertes no podrán aumentar las visitas ni generar más ingresos.

“Los museos no sólo exhiben, sino que investigan, conservan, difunden (…). Es un lugar donde puede haber una recompensa económica; Un ejemplo son los museos europeos, que han llegado al punto en que ya no se invierte, el propio museo es el que genera sus recursos”, dijo en una entrevista con este diario.

Ante la escasez de recursos, el especialista consideró que el gobierno de México debe hacer un cambio de visión y verlo como una institución más global. «No solo un lugar donde parece una habitación de cosas viejas, sino donde podemos estar en lo correcto
integración social muy importante”.

Encuentran visitas, cuartos cerrados

A casi dos meses del reinicio de la actividad de los museos de la capital del país, los visitantes se mostraron contentos con la oferta de las exposiciones, aunque se quejaron de la falta de acceso a varias salas que -se informó- se encuentran en mantenimiento. .

Turistas mexicanos y extranjeros convergen a diario en dos de los museos más emblemáticos de la Ciudad de México: el Museo Nacional de Antropología e Historia y el Museo Histórico Nacional.

Para Kevin, estudiante de secundaria, visitar el edificio que alberga la sala azteca y maya es una experiencia muy interesante. “Me parece que hay una excelente conservación, porque todo parece estar en orden y en buen estado”.

Sin embargo, el joven deseaba visitar el resto de las habitaciones. “Queríamos verlo todo, porque queríamos conocerlo. Nos quedamos con las ganas de ver el segundo piso; Sería bueno que lo reabrieran».

Durante un recorrido se supo que seis salas del piso superior del Museo de Antropología están cerradas, entre ellas: Oaxaca: Pueblos del sur de la India; Costa del Golfo: Huasteca y Totonacapan; pueblos mayas de los llanos y selvas; y los nahuas. Algunos, dijo el personal local, han estado cerrados desde antes de la pandemia.

Mientras, Felizconsiderando que al Museo Nacional de Historia “le falta un poco más de guías, porque la cosa está un poco revuelta”, y se mostró decepcionado por el cierre de las salas.

PIERNA

Persiste violencia contra comunidad de Nuevo San Gregorio, denuncia Frayba

Escuelas de tiempo completo han reducido la deserción: Coneval