in

¡Caldo de pollo Benedicto! Potente sopa que resucita a los muertos y acaba con el frío intenso

El caldo de pollo es una sopa clásica en las frías noches limeñas y se acompaña con limón y cebolla china.

Caldos Rosita, es un restaurante especializado en caldos ubicado en Jirón Montevideo 936 y 940 - Cercado de Lima, es administrado por la señora María Rosa, quien junto a su familia, esposo, hijos y nietos lleva 30 años al frente del negocio.  El caldo de pollo es una sopa clásica en las frías noches limeñas y se acompaña con limón y cebolla china.  Foto: ANDINA / Carla Patiño

Nada mejor que el caldo de pollo para volver a montar el cuerpo y acabar con el frío intenso que trae el invierno, una sopa ya famosa por su sabor y fuerza.
Ya sea en un humilde puesto o servido en un restaurante, nadie puede resistirse a su inconfundible poder reconstituyente, buscado por quienes tienen días agotadores o por quienes simplemente quieren mimar su cuerpo después de una mala noche.


Desde los expertos en cocina hasta los simples mortales, todos alaban esta emblemática sopa, favorita de grandes y chicos, que la demandan en su versión completa, con fideos, papas, huevos, presas de pollo, cebolla china y hasta serranita de campo. O lo prefieren en su versión light, con todos sus ingredientes emblemáticos, menos la presa.

plato nutritivo

Para el Lic. Olger Román del Colegio Peruano de Nutricionistas es una sopa nutritiva.
“Si lo consumes en invierno te dará una sensación de bienestar inmediata porque se sirve muy caliente. Cuando se acompaña de huevos nos aporta fósforo, un mineral que ayuda a regular la función renal en personas sanas”.


Si bien puede ser un plato enorme para muchos, la especialista reveló que contiene las mismas calorías que podría tener un buen desayuno, almuerzo o cena.
Dijo que no hay un momento ideal para consumirlo, porque es bueno en cualquier momento del día.
“Está claro que no es un aperitivo, sino un plato fuerte en cualquiera de nuestras comidas. Para algunos, el caldo de pollo puede ser un buen desayuno, porque aporta carbohidratos, proteínas, minerales, vitaminas, además de hidratarnos”, explicó la experta en entrevista con la Agencia Andina.

no interrumpe la dieta

Además de fósforo, el caldo de pollo nos aporta calcio, minerales del complejo B y macronutrientes muy importantes, entre ellas las proteínas, para el buen mantenimiento de nuestra salud.
“Por ejemplo, alguien que entrena de noche puede cenar fácilmente un poco de caldo de pollo y eso es muy bueno. Si por el contrario estás en un programa de adelgazamiento, esta sopa no interrumpirá tu dieta si decides no comerte todos los fideos. Ahora bien, si eres de los que busca ganar masa muscular, lo ideal es terminar todo el plato”.

Para los que le temen a la grasa que pueda tener su delicioso caldo o piel de pollo, Olger Román aclaró que las grasas son necesarias para metabolizar ciertas vitaminas como la A y la D, porque son liposolubles, señalando que son naturales, sin procesar. grasas. .

muerto despierto

En caso de agotamiento físico, por exceso de trabajo, ejercicio o salidas nocturnas, el caldo de pollo también nos ofrece potasio, un potente mineral que previene las contracturas musculares y regula la función nerviosa. Este mismo beneficio es alabado entre aquellos que están débiles o enfermos de estómago.
“Tenemos que alimentarnos correctamente, libres de mitos. No debemos pensar que el pan engorda, el caldo de pollo engorda o que no debo comerlo en la noche porque engorda. Mientras se coma lo que corresponda, de varias formas, sin excesos, y con el descanso adecuado, obviamente estaremos sanos”, concluyó la especialista.

Ya lo sabes, pide un delicioso caldo de pollo sin culpa cuando más lo desees, porque además de delicioso es saludable y económico. ¿Para qué más?

¿Cuáles son los beneficios y propiedades del coco?

Angustia desconocida: cuando tu perro está enfermo