in

Cansancio, depresión… SSa identifica repercusiones en la salud por cambios de hora

El Ministerio de Salud emitió una nota informativa sobre las afectaciones a la salud por el cambio de horario, luego de que el Presidente señalara la posibilidad de eliminarlo.

Ciudad de México, 1 de junio (como sea).- Es el cambio de horario por la llegada de el verano o invierno? esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su administración considera dejar de implementarlo porque daño a la salud que implica y por qué los ahorros obtenidos son «mínimos».

Durante la conferencia matutina, el Presidente indicó que «hay una gran posibilidad de destituirlo», probablemente para octubre.

Sobre el motivo, el presidente afirmó que «el daño a la salud es mayor que la importancia del ahorro económico».

Al respecto, una nota informativa de la Secretaría de Salud (SSa) examina las alteraciones biológicas, psicoemocionales y sociales que conlleva el cambio de hora desequilibrando el reloj biológico por las diferencias en el tiempo de exposición al sol.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado que es probable que ya no aplique el horario de verano. Foto: Ministerio de Salud

“Varias Sociedades Internacionales del Sueño recomiendan un programa no modificado y recomiendan mantener de forma permanente el programa de invierno (…) promueve un ritmo biológico más estable que el de verano, mejora el rendimiento intelectual y ayuda a reducir las enfermedades cardíacas, la obesidad, el insomnio y la depresión”, se lee. la nota.

En cuanto a las personas más afectadas son los mayores y los menores, que necesitan más de siete días para adaptarse.

“La falta de sincronización con el entorno altera nuestro orden temporal interno causando problemas físicos y mentales, y estos problemas ocurren con más frecuencia en los días posteriores al cambio de hora”.

Según el Ministerio de Salud, entre las repercusiones que puede ocasionar el cambio de horario se encuentran somnolencia, irritabilidad, dificultades de atención, concentración y memoria, así como alteraciones del sistema digestivo que van desde aumento de la secreción de jugo gástrico, disminución diurna y aumento nocturno del apetito.

En cuanto a las personas con más probabilidades de verse afectadas son los adultos y los niños, que necesitan más de siete días para adaptarse. Foto: Ministerio de Salud.

En el campo psicoemocional hablamos de depresión e ideas suicidas, según la época y latitud.

En el ámbito social, la nota indica que existe un mayor riesgo en quienes requieren máxima concentración para realizar las actividades diarias, como pilotos, docentes y empleados. En el caso de los estudiantes, el daño se concentra en mayor fatiga, menor productividad y mayor uso de estimulantes.

“Algunos estudios sugieren una asociación entre el horario de verano y una mayor incidencia de infartos, especialmente en la primera semana después de la implementación. Los posibles mecanismos incluyen la privación del sueño, la desalineación circadiana y las condiciones climáticas. El papel del género y las preferencias individuales en los ritmos circadianos necesita una mayor evaluación.

Según el texto, varios estudios advierten sobre las condiciones sanitarias del cambio de hora. Foto: Ministerio de Salud

“Un ritmo biológico más estable mejora el rendimiento intelectual, reduce el riesgo de enfermedades cardiacas, obesidad, insomnio y depresión”, señala la nota del Ministerio de Salud.

IPN e ISSSTE firman convenio para elevar la práctica médica y la atención a la salud

Innovación en el sector alimentario