in

COVID-19: la hospitalización por virus está por debajo de la segunda ola


En las últimas 24 horas, México ha registrado 15 mil 638 contagios por COVID-19, así como 380 muertes. El empleo hospitalario a nivel nacional ha mostrado una reducción del 86% desde el pico de la segunda ola de la pandemia.

Esto significa que ya suman cinco millones 489 mil 127 casos y 317 mil 683 muertos a causa de la enfermedad, informó el Ministerio de Salud. La agencia dijo que hay 58.492 casos activos y 665.213 sospechosos.

Las instituciones con mayor número de casos son la Ciudad de México, con un millón 345 mil 276; Estado de México, 519 mil 91; Nuevo León, 305,000 184; Guanajuato, 273 mil 155; Jalisco, 228 mil 530; Tabasco, 188,569; San Luis Potosí, 177 mil 565; Veracruz, 167,000 202; Puebla, 164,000 595 y Sonora, 160,000 610.
Hasta ayer se han vacunado 85 millones 141 mil 915 personas. De ese total, 78,8 millones cuentan con el esquema completo.

El Ministerio de Salud reiteró que es necesario continuar con las medidas preventivas, como el sano distanciamiento, el lavado de manos, la aplicación de gel antibacterial, el uso correcto de mascarillas y la ventilación en espacios cerrados. Fidel Alejandro Sánchez Flores, investigador del Instituto de Biotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), asegura que cualquier patógeno que mantenga una enfermedad con baja incidencia y temporalidad sostenida entra en una fase endémica; Pero para que eso suceda, debe pasar un período que confirme que los picos históricos no superan ciertos niveles de casos y que la enfermedad se mantiene en etapas controlables, dice.

Señala que los períodos de mayor incidencia de la enfermedad pueden deberse a un cambio de estación, como sucede en invierno con la gripe y el confinamiento en lugares sin ventilación obligado por las bajas temperaturas. En algún momento, el COVID-19 podría unirse al enjambre de enfermedades endémicas, dice.

Recomiendan mantener vacunación y tratamiento

En el caso del SARS-CoV-2 en México, Fidel Alejandro Sánchez Flores explica que para acercarse a la endemia se necesitan medidas para mantener el virus bajo control por un largo período y no solo con una disminución en el número de casos, sino también una incidencia baja y homogénea en el país. Para lograr este último objetivo es necesario mantener los programas de vacunación, no bajar la guardia con medidas de sana distancia y no perder de vista el seguimiento epidemiológico; sin embargo, existen otros factores que también determinan esta tasa, como la presencia de contagios en países vecinos y su impacto en los límites fronterizos.

Para convivir con el virus de manera equilibrada, dice que se necesita un rediseño de las vacunas que nos permita protegernos de las variantes conocidas y de las que surjan.

Por ejemplo, se han utilizado dos tipos de vacunas para controlar la poliomielitis: intramuscular y oral. Este último se volvió más efectivo en el sentido de que generó una respuesta inmune justo donde se replicó la infección. Él dice que un patógeno no pierde de vista, incluso si parece haber dejado de hacer daño.

Coronavirus

Temas

Leer también

La Federación elimina las escuelas de tiempo completo

Reducir el sedentarismo y la obesidad y promover talentos, involucrar a los institutos deportivos.