in

Deporte para mexicanos en Estados Unidos

Semana Binacional del Deporte del 2 al 8 de mayo. Imagen: Twitter vía @ConsulMexDou

La mayor diáspora de migrantes mexicanos reside en los Estados Unidos de América (EUA), con aproximadamente 12 millones, de los cuales cerca de 6 millones no cuentan con un estatus migratorio regular. De los mexicanos recién llegados, 22.6% no habla inglés y 19.8% vive en la pobreza en Estados Unidos. Estos datos muestran un importante nivel de marginación de los compatriotas y, en consecuencia, su necesaria integración multifactorial en ese país.

Por otro lado, el 41 por ciento de los mexicanos recién llegados a Estados Unidos no tiene acceso a un servicio de salud, porcentaje que baja al 30 por ciento en los que llevan viviendo allí más de 10 años. También son el grupo migrante con la mayor prevalencia de sobrepeso y obesidad en los Estados Unidos. De los mexicanos menores de 10 años que viven en el vecino país, 32.7% tiene sobrepeso y 32.6% obesidad. Las causas de este problema incluyen la dificultad para acceder a los servicios de salud, la mala nutrición y los bajos niveles de actividad física. Casi cuatro de cada diez mexicanos en los Estados Unidos reportaron no hacer ejercicio regularmente, ya sea actividades moderadas, vigorosas o de fortalecimiento.

En ese sentido, se convierte en una prioridad que los migrantes mexicanos en ese país realicen actividades físicas y deportivas como herramientas para evitar enfermedades y un deterioro significativo de su salud; en un contexto en el que no están inscritos en los programas de salud y enfermarse es catastrófico en términos económicos y, por tanto, emocionales. Por ello, la Cancillería lanzó la primera Semana Binacional de Actividades Deportivas durante la primera semana de mayo. La organización de estas actividades está a cargo de los consulados de México en la Unión Americana, bajo la coordinación del Instituto de los Mexicanos en el Exterior y el apoyo del Consejo Técnico de Diplomacia y Cooperación Deportiva; el objetivo principal, fomentar la práctica deportiva y la activación física lúdica.

Asimismo, este proyecto busca empoderar a los migrantes mexicanos, promover su integración como comunidad y, posteriormente, dentro de la sociedad estadounidense. Este otro propósito forma parte de un marco más amplio, que se basa en las recomendaciones y mejores prácticas de especialistas de la industria como Klaus Heinemann, y que se resume en los siguientes pasos: 1. Priorizar la oferta deportiva recreativa, antes de enfatizar sus efectos, funciones o resultados; 2. Buscar deportes libres e inclusivos, favoreciendo la realización de un deporte a la vez; 3. Obtener la participación de asociaciones y organizaciones; 4. Dar prioridad inicialmente a la práctica deportiva de grupos de población homogéneos, que luego se integren a prácticas deportivas con sectores sociales más heterogéneos.

En este sentido, la Semana Binacional de Actividades Deportivas cuenta con el apoyo de otros servicios consulares en materia de salud, financiera, legal, etc. para que el atractivo del deporte pueda ser utilizado por los migrantes en el conocimiento de otros derechos y oportunidades. Naturalmente, la participación de los organismos públicos, privados y de la sociedad civil es fundamental para el lanzamiento de este evento, por lo que los lazos comunitarios y de cooperación internacional para el desarrollo también se han fortalecido en este proyecto que hoy culmina en varias ciudades de la Unión Americana.

La Semana Binacional de Actividades Deportivas llegó para quedarse y no solo como un conjunto de actividades anuales, sino como un programa que siembra las semillas del deporte y la actividad física en la comunidad mexicana en Estados Unidos.

* Las cifras contenidas en este texto fueron tomadas de Migración y salud, retos y oportunidades actualesSEGOB, CONAPO, Escuela de Salud Pública de BerkeleyCONACyT, Centro de Investigación en Migración y Salud (Universidad de California), UC México, Iniciativa de Salud de las Américas, PIMSA, México, 2018.

Erik Del Ángel Landeros

Licenciada en Relaciones Internacionales por la UNAM, Maestra en Historia Moderna y Contemporánea por el Instituto Mora y candidata a doctora en Historia por la UNAM. Estudió en la Universidad de Texas y recibió su Diploma de Líder Progresista de la Fundación Friedrich Ebert. Ha trabajado en el sector público y académico. Actualmente es Profesor Vitalicio de Relaciones Internacionales y Coordinador Ejecutivo del Consejo Técnico de Diplomacia y Cooperación Deportiva de la SRE.

Rutilio Escandón dirige liberación de 231 personas privadas de libertad en cárceles de Chiapas

Un estilo de vida saludable, el mayor regalo para mamá