in

Después de una dura batalla, consigue vacunar a su hijo… en El Salvador

Luego de varios meses de espera y reiterados pedidos de una vacuna contra el Covid-19 para el niño de 10 años “Diego” por parte de los gobiernos estatales, Silvia Machuca, originaria de la Ciudad de México, logró vacunarlo en El Salvador, a 1,233 kilómetros de distancia. .

En noviembre de 2021, su madre decidió enviarlo a la escuela para que regresara a clases; sin embargo, a los pocos días se infectó y comenzó a tener síntomas severos.

“Tenía una fiebre alta que no se le quitaba nada, fuimos al (Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición) Salvador Zubirán, bajó 12 kilos, pero lo más horrible fue que le dolía mucho la garganta, escupiendo negro. mocos como si fuera un fumador; obviamente estaba muy mal, aparte de la sangre que estaba derramando”, explicó Silvia a La Razón.

Una vez que “Diego” se curó, su madre comenzó a buscar el apoyo de los gobiernos estatales para garantizar la salud de su hijo a través de una vacuna contra el virus, pues quedó con el temor de que pudiera volver a contagiarse y aún no lo hubieran encontrado. las dosis en México.

“Ya era hora de darse prisa y a través de las redes sociales comencé a contactar a todos los gobernadores, empezando por el de Nuevo León que ya había comenzado a vacunar a los niños”, dijo.

En el país, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha aprobado vacunas contra el Covid-19 para niños de 5 a 11 años a partir del 3 de marzo de 2022, sin embargo, hasta el momento no ha habido una campaña permanente que inmunizar a ese grupo de edad.

La Semana Santa y la Virgen de Guadalupe me hicieron un milagro y estoy sumamente feliz por ello; Quise besar la tierra cuando salí del hospital en El Salvador, porque aseguró la vida de mi hijo contra el virus

Silvia Menchaca, madre de Diego

Organizaciones de la sociedad civil, legisladores federales, médicos, virólogos, docentes y padres de familia han solicitado reiteradamente a la Secretaría de Salud (SSA) incluir a los menores de edad en la estrategia; Sin embargo, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, reiteró que la niñez sin comorbilidades no es considerada para vacunación anticovid.

Silvia dijo que hubo muchos obstáculos en Nuevo León, que fue lo más sencillo, porque le pidieron que se matriculara en una escuela pública y tuviera residencia en ese estado, pero la desesperación se apoderó de su madre, quien tuvo que pedir ayuda en otros países, y el que respondió fue El Salvador.

«Me respondieron a través de las redes sociales: ‘sí tenemos la vacuna, sí podemos aplicarla, pero solo con el pasaporte’. La felicidad que me felicitó en ese momento. Lo que más me demoró fue sacar el pasaporte, porque todo lo demás tiene se ha simplificado y ahora tengo la alegría de decir que mi hijo ya está protegido”, dijo.

En apenas 40 minutos Diego fue inmunizado este jueves 14 de abril, y atrás quedan los meses del compromiso de la madre por proteger al menor de 10 años, aunque la vacuna que le dieron es de dos dosis, por lo que regresará a El Salvador en abril. 12 Mayo para terminar el esquema completo.

“Semana Santa y la Virgen de Guadalupe me hicieron un milagro y estoy sumamente feliz; Quise besar la tierra cuando salí del hospital en El Salvador, porque aseguró la vida de mi hijo contra el virus”, agregó.

El costo entre vuelo, alojamiento y comida fue de 20 mil pesos, pero les aseguró que valen absolutamente la pena por el resultado final, que es devolverle la vida a Diego, quien podrá regresar a la escuela en las próximas semanas.

«Luché mucho, porque mi hijo no tiene comorbilidades y las protecciones han pasado por el arco del triunfo, entonces cuando deciden comprar vacunas para menores, mejor sigo adelante, porque mi hijo estaba muy grave cuando murió infectado por COVID-19.

  • Los datos: De abril de 2020 a marzo de este año, 341.402 niños y adolescentes dieron positivo a Covid-19 y fallecieron 1.231 menores de edad, según Sipiina.

Héctor Suárez Gomís insulta a José Ramón López Beltrán; Lo llama «bodoque con obesidad mórbida»

Si te llamara diferente «no serías nada»