in

Detectan más de 4.400 casos de obesidad en las lagunas en dos años y tres meses

En los últimos dos años y tres meses que coinciden con la pandemia del Covid-19 se han notificado 4.492 nuevos casos de obesidad en la jurisdicción sanitaria 6, que atiende a los municipios de Torreón, Matamoros y Viesca.

Según datos oficiales de la Secretaría de Estado de Salud, la cifra ha ido en aumento ya que 2020 finalizó con 1.630 detecciones y 2020 finalizó con 2.040 nuevos casos de personas con acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. De enero al 7 de abril de 2022, la Jurisdicción Sanitaria 6 tiene un total de 822 nuevos casos de obesidad.

Las personas más afectadas por la obesidad en los últimos dos años y tres meses son las que tienen entre 25 y 44 años, con 1.765 casos reportados en ese período. Le siguen los grupos de edad de 50 a 59 años con 715 casos; el de 45 a 49 años con 561 casos; el de 20 a 24 años con 398 casos; y el de 60 a 64 años con 233 casos.

Desde antes de la pandemia del COVID-19, la obesidad en México ha sido considerada uno de los problemas de salud pública más graves que afectan no solo la salud sino también el bienestar y la economía de la población. Durante la emergencia del coronavirus, esta condición empeoró la salud de algunas personas que se contagiaron con el virus SARS-CoV-2, causándoles incluso la muerte.

Desde el inicio de la pandemia, el Seguro Social ha señalado que la inactividad física producto del confinamiento por el Covid-19 ha resultado en el aumento de peso de la población mexicana; las personas ganaron en promedio hasta cuatro kilos, ya que durante el período de cuarentena hubo una mayor disponibilidad de alimentos, generalmente ricos en carbohidratos. Además, se ha fomentado el sedentarismo y los servicios básicos de salud, incluidos los programas preventivos que se han paralizado para centrar la atención en los enfermos de coronavirus.

AMLO mueve sus piezas: ordena los cambios en el gabinete eléctrico

AMLO: El presidente pide no consumir comida chatarra y «agua de chicharrón» por salud