in

Dieta en la menopausia

Todas las mujeres lo pasarán en algún momento. proceso de menopausia, así que hoy les hablaré sobre todos los cambios biológicos y fisiológicos que conlleva. También te daré consejos que te ayudarán a mantenerte saludable para que este proceso sea más llevadero.

En México, la edad promedio de la menopausia es de 48 años, esto se considera como un cese permanente de la menstruación durante 12 meses debido a la deficiencia de estrógenos. Es un proceso fisiológico normal en las mujeres que envejecen, en el que la cantidad de folículos ováricos primarios disminuye rápidamente, de modo que hay cantidades inadecuadas para responder a los efectos de la FSH, u hormona estimulante del folículo.

Algunos de los síntomas que pueden presentarse son: cambios de humor, dolores de cabeza, sofocos, alteraciones del sueño, fatiga, pérdida de memoria, entre otros.

La menopausia conlleva riesgos para la salud como enfermedades cardíacas, osteoporosis, incontinencia urinaria, disminución de la función sexual y aumento de peso, debido a que los cambios y alteraciones hormonales favorecen un cambio en la distribución de la grasa corporal, lo que puede predisponer al aumento de peso. Sin embargo, los cambios hormonales por sí solos no necesariamente causan el aumento de peso menopáusico; el aumento de peso también está relacionado con el proceso de envejecimiento, así como con el estilo de vida y los factores genéticos.

los dieta en la menopausia Como toda dieta equilibrada, debe contener proteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales necesarios para reducir o evitar los problemas de salud relacionados con esta fase.

El principal consejo nutricional para las mujeres posmenopáusicas es el siguiente: es importante enriquecer la dieta con alimentos ricos en calcio porque a medida que disminuyen los niveles de estrógenos, la densidad ósea disminuye y favorece la aparición de osteoporosis; Algunos alimentos ricos en calcio son: productos lácteos que no contienen mucha grasa, cereales integrales, verduras y legumbres. Comer alimentos ricos en vitamina D, como huevos, arroz integral o pescado, ayudará a que el calcio se absorba por completo. El cuerpo también tiene la capacidad de producir esta vitamina con la exposición solar, por lo que se recomiendan 15-30 minutos de exposición solar al día. Aumentar el consumo de ácidos omega 3 de pescado, nueces y semillas ayudará a prevenir enfermedades del corazón. Aumente el consumo de frutas y verduras a 3-5 porciones por día; Reducir el consumo de alimentos ricos en energía y pobres en nutrientes, como las comidas rápidas (pizzas, hamburguesas, pasteles, galletas, bebidas azucaradas, entre otros).

Por su parte, el ejercicio te ayudará a mantener la masa muscular, evitar el aumento de peso y prevenir la osteoporosis, por lo que se recomienda realizar al menos 30 minutos de actividad física al día.

México registra 7.413 contagios y 244 muertos por COVID-19 en 24 horas

Tunden en la red a Martha Debayle por decir que envejecer “es una enfermedad”