in

El nuevo salto de Paola Espinosa: altruismo y autodescubrimiento

Fueron 28 años en los que el objetivo primordial de cada mañana un Paola Espinosa (Ciudad de México, 31 de julio de 1986) tuvo que realizar el clavado perfecto desde un trampolín. Hoy, lejos de las piscinas, una de sus misiones en su nueva rutina diaria es hacer feliz a su hija compartiendo con ella el proceso de elaboración de un pastel.

“Me gusta descubrir y hacer cosas muy raras, como cocinar, con mi hija hacíamos tortas, algo que nunca imaginé hacer en mi vida. Lo vi como algo muy difícil y sí lo es, pero ya lo hemos intentado y lo hemos conseguido. El punto de inflexión en mi vida ha cambiado totalmente y eso es lo que estoy disfrutando”, dice con una gran sonrisa la medallista olímpica en una entrevista con El economista.

La jubilación cambió la rutina de Paola Espinosa, pero no su enfoque de la vida. Aún quiere impactar la vida de millones de mexicanos, aunque ya no a través de sus logros deportivos desde un trampolín, sino a través de la fundación que lleva su nombre y también con su propio ejemplo como deportista y madre, demostrando que en México es posible. dejar un precioso legado de la mano de la educación y la familia.

“Muchos creen que el deporte es un hobby, pero para nosotros es nuestra vida: entrenar ocho horas al día, estar todo el tiempo en la piscina, en la pista o en un tatami, cuando sales de ahí es difícil, pero nada que no se pueda hacer, ser superado. Al final el deporte te da herramientas y te enseña muchos valores que también son útiles en la vida y creo que es complicado, pero somos fuertes, valientes y preparados, al menos yo lo estaba, para lo que pase en mi vida”.

Paola Espinosa Comenzó su carrera de buceo cuando tenía 11 años, sacrificando la cercanía con sus padres para enfocarse completamente en el deporte. Realizó uno de sus primeros sueños cuando fue seleccionada para representar a México en los Juegos Olímpicos por primera vez en Atenas 2004 y de ahí su legado se elevó con dos medallas entre Beijing 2008 y Londres 2012.

Desde la sala de su casa, sin traje de baño, Paola Espinosa subraya lo que le gustaría hacer de ahora en adelante: “Le veo un gran futuro, ahorita estoy trabajando mucho con mi fundación (Paola Espinosa AC), combatir la obesidad, el sobrepeso y el bullying infantil a través de la activación física. Se me han abierto muchas puertas en diferentes estados, estoy muy contenta porque esa otra parte activista de Paola Espinosa es algo que siempre he tenido, pero por el deporte me costó mucho unir.

la fundación de Paola Espinosa nació en 2013 y se dedica a ayudar a niños de entre seis y 13 años a acercarse a la actividad física para prevenir problemas como la obesidad, el sobrepeso y el bullying infantil, a través de entrevistas motivacionales, clínicas deportivas, conferencias con especialistas, programas nutricionales, terapias emocionales y consejería.

Los campos de aplicación de su fundación van desde la familia a la escuela, al ámbito social y empresarial, invitando a sumarse a personalidades del sector público y privado con alianzas estratégicas, donaciones económicas o en especie, así como patrocinios y voluntariado. Actualmente, algunas marcas que aparecen en su sitio web son Gatorade y el Banco Nacional de Fomento Financiero, además de organizaciones como Iskalti, la Fundación Muévete y el Instituto del Deporte de la Ciudad de México.

“Es una fundación que puede funcionar en espacios públicos o privados, llegamos a través de entrevistas motivacionales, asesoría nutricional, psicológica y legal. Hemos cambiado muchas cosas y el chiste es ir sumando más y más hasta que este granito de arena sea un granito de arena en todo México (…) Yo también tengo otro tipo de retos como combatir la violencia contra la mujer y lo que hay es mejor que a través de la activación física porque creo que puede cambiar la vida y nos empodera para romper estos estereotipos».

Con su vasto legado, ¿cómo le gustaría ser recordado por las generaciones futuras?

– “Ahora se lo traduzco mucho a mi hija, si en algún momento ella recurrió a Paola Espinosa, me gustaría que pensara que fue una mujer tan valiente, que enfrentó al resto del mundo y fue capaz de llevarle una medalla a su país, una mujer trabajadora, responsable, entregada, apasionada que está enamorada de lo que hace en cada aspecto de la vida que le toca vivir y yo diría que esto es realmente un éxito: que eres bueno en cada rol de la vida eso te toca”.

El futuro en su relación con el deporte

la rutina de Paola Espinosa Eso cambió hace casi un año cuando le dijeron que no formaba parte del equipo que representaría a México en Tokio 2020. Fue entonces cuando comenzó a considerar retirarse, lo que oficializó a principios de mayo de 2022. Desvinculada de los regímenes durante meses. de entrenar, comer y dormir al que se ha acostumbrado desde hace 28 años, un proceso que califica de «difícil», pero que le gusta poder convivir, viajar e incluso desvelarse con juegos de mesa.

No se ve a sí misma como entrenadora porque describe que eso requiere talento «que en mi caso no los hay», pero describe que le gustaría estar cerca del deporte incluso en un rol más directivo. No descarta llegar algún día a la presidencia de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), pero admite que no es algo que lo desvele.

“Ni siquiera he pensado en cuánto tiempo (podría llegar a la Conade), no es una meta, creo que si se da es fantástico y me encantaría, pero no es algo que siempre tenga en la cabeza. Lo que puedo decir es que, si en algún momento me dieran la oportunidad, entendería perfectamente que ya no soy deportista, que ya estoy del otro lado y que ahora me toca ayudar y aportar, yo No esperaría que la pregunta sea al revés, pero escucho y conozco las necesidades, porque primero los deportistas y luego yo”.

Espinosa Sánchez habló en tiempo pasado cuando hizo un balance del desarrollo del deporte en México: “Lo estábamos haciendo muy bien”, dice, y destaca que la falta de apoyo de los marcadores sigue siendo una limitante para un buen desempeño. .

“Si las necesidades del atleta se volcaran seriamente, si se le diera todo lo que necesita, sería otra cosa, sería un cambio increíble, sería un motor para cada uno de los atletas que sus dirigentes confíen en ellos, que al tener resultados se agradecen, sin embargo, hoy puedo decir que el deportista que saldrá del país y tendrá un buen resultado será gracias a su propio compromiso, el de sus propias familias. De los muchos goles que podríamos tener, creo que cada vez serán menos”.

La clave para mantener un alto rendimiento durante tantos años, describe, ha sido su relación de equipo con su entrenador, Iván Bautista, y con su médico, Andrea Campos, a quien también llama «amiga, psicóloga y trapo de lágrimas». Para ello destaca que para las próximas generaciones de deportistas es importante tener un grupo multidisciplinar a su alrededor.

Paola Espinosa Estudió la carrera de Comunicación y, aunque no se gradúa, revela que tiene en mente varios proyectos e inversiones en otros campos que por ahora prefiere no hacer públicos. No obstante, destaca que la formación académica es un valor añadido que los deportistas deben tener en cuenta para su pleno desarrollo, algo que es aún más accesible porque “ahorita hay muchas plazas universitarias que quieren hacer esa sinergia entre deporte y educación”.

la entrevista con El economista cerrar con la hija de Paola Espinosa apareciendo en el encuadre del enlace de Zoom, mientras el ex clavadista le sonríe y la mira con total emoción. Está disfrutando de su nueva parada lejos de las piscinas, admite que no extraña la descarga de adrenalina de los trampolines y dice que está muy feliz de tener más tiempo para su familia.

No hace falta que me lo digas, porque se le nota en la cara, pero aun así recalca: “Estoy totalmente feliz, así me siento, disfruto a mi madre, a mi hermana, a mis sobrinas, a mi marido, a mi hija”. y mi hogar Si pudiera describirme fácil y sencillamente, sería así, completamente feliz”, dice el exdeportista de 35 años, con un importante legado que dejar ahora fuera de los trampolines.

kg

Inicia jornada nacional de reclutamiento y contratación de médicos especialistas

Vapeadores y cigarrillos electrónicos, un nuevo reto para la salud pública