in

En México faltan mecanismos para hepatitis grave: especialista

Ciudad de México – Gerardo López Pérez, coordinador de la Comité de Actividades Editoriales de la Academia Mexicana de Pediatría aseguró que México no ha establecido lineamientos para la orientación y tratamiento adecuado de Paciente pediátrico con sospecha de hepatitis aguda grave. Por ejemplo, el personal médico no sabe a dónde llevar a un paciente en estas condiciones o qué laboratorios están autorizados para crear paneles virales y la metodología de seguimiento para evitar el contagio o el deterioro irreversible del hígado.

La Dirección General de Epidemiología (DGE) publicó ayer la lista de criterios operativos internacionales que incluyen el uso de guantes y algunos datos sobre la sospecha de la enfermedad, pero Gerardo insistió en que “Hasta el momento no hemos recibido los mecanismos para diagnosticar y manejar correctamente a un menor”. Especialistas advierten que esta condición viral desconocida podría estar relacionada con mutaciones del SARS-COV-2.

La alerta fue lanzada hace 45 días por el Reino Unido y otros países europeos, y la evidencia muestra que esta afección hepática que afecta a más de 26 países es rápida propagación. Hasta el momento, agrega López, no hay informes precisos de las autoridades sanitarias mexicanas para la comunidad médica del país. Por ahora el mensaje se centra en el triunfalismoderivado de lo aparente cheque de la pandemia.

“¿Cuál es el mecanismo que facilitará la confirmación de un diagnóstico? Hasta el momento no lo sé. Además, no sabemos si existe un mecanismo oficial de control y supervisión para evitar que un caso genere un brote epidemiológico”, se pregunta Gerardo. López.

Según el alergólogo e infectólogo pediátrico, las recomendaciones que publica la DGE son muy generales y van desde el lavado de manos, hasta la protección adecuada del personal médico y el uso de guantes, pero carecen de precisión a la hora de conocer canalizando este tipo de casos como en un laboratorio sin el equipo adecuado, se diagnosticaría hepatitis A y B, que no son mortales.

En México, las infecciones hepáticas causadas por virus son comunes ya que están asociadas a las condiciones higiénicas de los alimentos y el agua potable, por ejemplo.

Por otra parte, las condiciones de desnutrición y obesidad en niños en el país los hace más vulnerables a este tipo de infección. Los problemas de salud que afectan a la niñez ya toda la población mexicana están lejos de terminar.

Te recomendamos leer:

“Hay niños con comorbilidades y enfermedades que los han debilitado. Consumo ligero de fármacos, mala alimentación, obesidad, sobrepeso y desnutrición. ¿Por qué es esto tan alarmante? Porque inflama el hígado, un órgano vital”

“Tenemos que aprender. Seguir usando mascarillas, higiene de manos, manejo correcto de excrementos, evitar esparcir comiendo en la calle, compartir alimentos. Pedimos agua potable. el problema no ha terminado”, subrayó Gerardo López Pérez.

IMSS cuenta con la clínica de esclerosis múltiple más grande de Latinoamérica

¿Ya escaneaste tu alma? El drama del hombre de luz