in

ENTRE CITA- Alberto Abrego – 8 Columnas

¿DÓNDE JUGARÁN LOS NIÑOS?

“Una sociedad que maltrata a sus niños es una sociedad enferma” Alberto Linero, periodista colombiano

En el marco del Día Internacional del Niño, es necesario considerar los siguientes datos:

México ocupa el primer lugar en abuso sexual infantil, con 5.4 millones de casos por año, y durante 20 años el estado de Tlaxcala tuvo la mayor incidencia de pederastia y trata de niños, seguido de Querétaro y Chihuahua. Una de cada cuatro niñas mexicanas sufrió algún tipo de abuso sexual antes de los 18 años, y en el caso de los niños la cifra es de uno de cada 6. La mayoría de estos delitos no se denuncian por temor, vergüenza o desconfianza hacia la autoridad pública. y sólo un caso de cada mil llega a sentencia condenatoria, demostrando la inercia e ineficacia de nuestro sistema judicial; según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Organizaciones como ALUMBRA señalan que los delitos de abuso sexual, incluidas las múltiples formas de violencia contra niños, niñas y adolescentes, se han incrementado en un 87% en los últimos 5 años. Desafortunadamente, como argumenta el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), los datos sobre violencia contra los niños son relativamente escasos por varias razones, una de las cuales es la negligencia de las instituciones para recopilarlos, lo que aumenta las posibilidades de violencia contra los niños y reduce la posibilidad. de poder garantizar los derechos de los niños.

Somos testigos casi todos los días de noticias que nos sacuden como sociedad: niños brutalmente agredidos, a veces hasta la muerte, robo de bebés para extirpar sus órganos, pornografía infantil, explotación laboral, violación y abuso, entre otras perversiones.

¿Cuándo perdieron los niños el derecho a jugar en la calle? ¿Ir a la tienda o al parque solo? ¿Salir a la esquina por la noche a jugar al escondite con sus amigos? ¿Han aumentado las tasas de marginación y desnutrición infantil? ¿Qué pasa con los niños sin acceso a la educación? ¿Qué pasa con la pobreza extrema? ¿Y de los que han tenido que trabajar desde los 8 años porque fueron abandonados por sus padres? ¿Por qué hemos permitido todo esto?

No podemos presumir de ser una sociedad sana cuando no cuidamos a nuestros hijos. Sus derechos son vulnerados, maltratados, violados o asesinados al amparo de la indiferencia de las autoridades y de la propia sociedad, que reacciona en las redes sociales sólo cuando un caso se viraliza y se convierte en escándalo, pero que no tiene un sentido cívico, social o social. conciencia moral que se traduce en atención y preocupación por los niños de nuestro país. En ese sentido, nuestro país quizás merezca el Premio Nobel por la inconsistencia de nuestras acciones, por la corrupción de muchas de nuestras agencias gubernamentales, por nuestra indiferencia como sociedad y por la cantidad de crímenes contra los niños.

Este 30 de abril, muchos políticos y organizaciones sociales salieron a regalar juguetes y sonrisas; Recordaron el Día del Niño por la foto, pero tendrán que olvidarse de los otros 364 días del año, condenando al silencio y la impunidad las estadísticas de violencia contra los menores.

No hay soluciones fáciles a corto plazo. Es evidente el fracaso de nuestra sociedad, con todo y autoridad en el tema de construir un futuro promisorio para nuestros hijos, especialmente para aquellos que están condenados desde su nacimiento a la pobreza y la marginación, sin acceso a programas sociales, alimentación de calidad sin instrucción. La corrupción política priva a millones de niños de la atención médica y las perspectivas de un futuro sostenible, dejándonos con más preguntas que respuestas; conocemos los problemas pero ignoramos las soluciones; escuchamos las alarmas que solo aumentan nuestra capacidad de asombro pero no exigimos nada, dejamos que otros lo hagan, otros marchan y otros se arriesgan.

Hoy, entre la crisis pospandemia, el abandono del gobierno y sobre todo la indiferencia de los ciudadanos, ¿qué hombres estamos construyendo? Si no les damos oportunidades, seguridad o espacios, como dice la canción…

¿Dónde jugarán los niños?

MÉXICO RÁPIDO. Una reciente encuesta de percepción ciudadana realizada por el INEGI ubica al municipio de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, como uno de los más inseguros, además de Ecatepec y Toluca. Y es que ciudadanos y empresarios señalan la falta de trabajo como uno de los problemas que propician el aumento de los índices delictivos. Aquí hay información valiosa para los gobernadores y los encargados de las agencias de seguridad y aplicación de la ley, que durante décadas no han podido brindar seguridad a sus gobernados. La respuesta es libre por parte de los ciudadanos, y solo queda prestarles atención: CREAR EMPLEO.

América hace llorar a Chefs y Tatiana

AMLO sufriría aterosclerosis coronaria, trasciende en Reforma