in

Es necesario promover una buena alimentación y actividad física en niñas y niños: Voz por la Salud Mental

Ciudad de México, 19 de abril de 2022.- La pandemia ha dejado grandes desafíos de salud en la sociedad, siendo uno de los más preocupantes el aumento repentino del sobrepeso en niñas y niños, ya que esto puede derivar en problemas cardiovasculares, diabetes y cáncer.

Cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelan que, a nivel mundial, México ocupa el segundo lugar con la tasa más alta de personas obesas, detrás de Estados Unidos; y el primero con niños con sobrepeso.

En Voz Pro Salud Mental Ciudad de México nos enfocamos en concientizar a la población sobre las graves consecuencias de estos trastornos en los menores, más aún considerando que el confinamiento derivado de la pandemia ha llevado a niñas y niños a reducir su actividad física.

Además de la falta de ejercicio, otros factores que intervienen en el aumento de peso de niñas y niños tienen que ver con la mala alimentación, el entorno, las circunstancias familiares y la predisposición genética. Entender la biología de la obesidad es complejo y debemos considerar que no todo es autocontrol.

A continuación, Voz Pro Salud Mental comparte algunas de las soluciones a esta preocupante condición:

  1. Apoyo de las instituciones educativas

En este sentido, es importante incluir en su currículo el tema de la nutrición, que enseñe la importancia de una alimentación saludable y el plato del buen comer.

Los comedores escolares deben ofrecer alimentos saludables y agua potable durante todo el día como primera opción.

Si es posible, considere abrir un centro de nutrición. Por supuesto, es importante el involucramiento de los padres y que conozcan el tema a tratar en estos espacios.

  1. apoyo familiar

Trate de tomar cursos y consejos sobre nutrición, para que sepan la importancia de: qué comer, cuándo comer y cómo servir.

Además, aprende dinámicas familiares para enseñarles a tus hijos el significado de una comida saludable y deja que ellos determinen qué comen y cuánto, por ejemplo, sin obligarlos a terminar el plato de comida.

Lo ideal es aumentar el consumo de frutas y verduras naturales, beber más de dos litros de agua sin gas al día y evitar en lo posible los alimentos procesados. Una idea nueva es que entre todos los miembros de la familia elijan una verdura que todos deben probar.

Otro factor relevante es asegurar la convivencia familiar a través del ejercicio, si es posible, al aire libre. Sal a caminar por los parques o realiza cualquier actividad que implique movimiento físico.

Los expertos saben que no es una tarea fácil cambiar los hábitos alimentarios, sin embargo la participación familiar es fundamental para influir positivamente en la salud de las niñas y los niños.

Para más información, puede contactarnos al (55) 1997 5040

Correo electrónico: cdmx@vozprosaludmental.org.mx,

Sitio web: https://www.vozprosaludmental.org.mx/

Twitter: @vozprosalud y Facebook: vozprosalud cdmx

El edificio dañado será demolido.

Trabajadores en México están dispuestos a dejar sus empleos si se elimina Secretaría de Gobernación: OCCmundial