in

He hecho todo, estoy muy satisfecho.

Agustina Galizzi, primera bailarina de la Compagnia Nazionale di Danza (CND), está a dos semanas de retirarse de los escenarios y, a pesar de haber atravesado una montaña rusa de emociones -tristeza, alegría, frustración, melancolía e ira- sabe que es el decisión correcta. Se marcha satisfecha de lo conseguido: interpretar todo el repertorio clásico del grupo, salir de gira y disfrutar de cada espectáculo.

Guarda con cariño en su memoria los ballets Gisselle, Carmen, Manon y Romeo y Julieta, porque le gustan los papeles en los que no solo tiene que mostrar su técnica, sino también actuar, compartió en entrevista con La Razón.

Sabe que su retiro no significa dejar el mundo de la danza, al que llegó cuando tenía cinco años, porque quiere enseñar y formar a otros bailarines, pero aún está de luto.

Con todas sus emociones a las nubes, quiso partir de fiesta y es por eso que para sus funciones de despedida en el Palacio de Bellas Artes, el 28 y 30 de abril, eligió la coreografía ¡Esquina Bajan!, de Nellie Happee: “Yo quería salir en un ambiente muy feliz, eso es suficiente para el drama «, dice.

Llegaste a la CND hace 22 años, estuviste en el cuerpo de baile y luego te nombraron bailarina principal, ¿cómo fue ese camino? Ha sido un proceso muy largo, mucho trabajo, disciplina, siempre he tenido apoyo, desde que llegué han apostado por mí, esto me ha dado fuerzas para seguir. Lo que me interesaba era bailar, no me importaba el título. Cuando me nombraron prima ballerina fue una gran sorpresa porque no me lo esperaba, me sentía muy mayor para eso. Los ojos están puestos en ti, siempre hay que dar el 120 por ciento, es complejo y el bailarín se culpa mucho, es súper autocrítico.

Pero es un esfuerzo que se materializa en el escenario… ¿Qué papeles te gustaron más? Bailé todo el repertorio clásico de la compañía, pero siempre le he tenido un gran cariño a estos grandes ballets con tramas dramáticas como Giselle, Carmen, Romeo y Julieta, Manon. Me gustó mucho porque eso es lo que más me gusta hacer: actuar y bailar al mismo tiempo.

El pasado mes de octubre anunciaste tu retiro, ya lo habías pensado, pero, ¿cuándo dices que me ha llegado la regla aquí? Llevo muchos años pensando en ello, aunque parece que no es así, pero si. Siempre imaginé que a los 40 o así me retiraría. Durante mucho tiempo comencé a despedirme de cada papel que bailaba en el escenario. Lo decidi mayormente porque el cuerpo es sabio, aunque tenemos una madurez artistica a cierta edad, que ya has aprendido tantas cosas, sabes manejarte en el escenario, tu cuerpo esta haciendo lo contrario, ya no funciona De la misma manera, se necesita más trabajo para hacer las cosas. Cuando comencé a darme cuenta de que estaba pensando, creo que me estoy acercando a este momento.

¿Lo ha acelerado la crisis sanitaria? La pandemia fue un detonante muy fuerte, encontrarme en casa, sin tanto estrés que conllevan las funciones diarias y el ejercicio, estando más cerca de mi hija, porque en la maternidad hice sacrificios. Era para decir: “Agustina, estás satisfecha con lo que has hecho y no necesitas nada más”, ya he hecho todo.

Siempre le he tenido mucho cariño a estos grandes ballets con tramas dramáticas como Giselle, Carmen, Romeo y Julieta, Manon, son títulos muy emotivos.

¿Cuál es el siguiente paso para ti? No creo que me vaya de este mundo, he sido bailarina toda mi vida y lo seguiré siendo, mi estilo de vida seguirá siendo el mismo, pero con menores niveles de estrés y ejercicio, disfrutando de las cosas que a veces no No tengo tiempo para hacer. Dejando la compañía todavía tengo un proyecto de danza contemporánea para el próximo año. Quiero empezar a dar clases de ballet, clases de yoga, seguir moviéndome con mi cuerpo.

Has decidido despedirte con ¡Esquina Bajan!, una pieza muy festiva… Quería irme en un ambiente muy alegre, suficiente para los dramas. Quiero mucho a Nellie Happee, es un pequeño homenaje a la maestra y a México por todo lo que me dieron, no me pareció mejor idea que salir con ¡Esquina Bajan!, es un ballet que le encanta a la compañía bailar mucho, estamos en el mismo ambiente, felices, es lo que quería para mi último día.

La otra obra es Impermanente, creada para ti por Yazmín Barragán. Cuando elegí a Yazmín para montar un espectáculo para mí, sabía que me gustaría. Es totalmente abstracto, pero recorre todas estas emociones que vivo todos los días desde que anuncié mi retiro hasta hoy.

No tengo dudas de la decisión que tomé, estoy muy satisfecho, por eso salgo bien y feliz, siempre quise decidirlo y no dejar que decidieran por mí, era muy importante.

¿Cuáles son todas esas emociones que has experimentado? De todo, a veces me siento loco durante el día, porque paso por todas las emociones que han estado ahí y que debo tener: alegría, tristeza, melancolía, frustración, enojo, de repente estoy feliz, extasiado, quiero ese momento para venir, entonces me dicen. ¿Alguna vez he tenido un mal presentimiento o estoy pensando en lo que estoy haciendo?¿Es lo correcto o no? Al contrario, sé que la decisión es la correcta y estoy súper feliz de haberla tomado. Una vez que cae el telón, es luto.

Ayuda saber que estás satisfecho… Si, por eso no tengo dudas de la decisión que tomé, porque no hay nada que pueda decir, me hubiera gustado hacerlo, estoy muy satisfecho, por eso estoy bien y feliz, siempre he querido decidir. por mi y no son ellos los que deciden por mi, esto es para mi fue muy importante, que este momento ha llegado y ha pasado.

Agustina Gallizzi
primera bailarina

  • Edad: 40 años
  • Carrera: 1995 ganó la medalla de plata en el Festival del Mercado Común del Sur; Ha sido invitada a bailar en galas y festivales en Argentina, Paraguay, Uruguay, Brasil, Ecuador, Chile y Estados Unidos.
función de despedida

  • Cuándo: 28 y 30 de abril
  • Dónde: Palacio de Bellas Artes
  • Horario: jueves, 20:00; Sábados a las 13h y 17h

El periódico de México | Noticias de México | Salud

José Luis vivirá el camino de Jesús a la cruz en Torreón