in

Las medidas antiinflacionarias aún no se hacen sentir en CDMX

inflación

A poco más de dos semanas de la implementación del plan de estabilización de precios del gobierno, aún no habría efecto sobre los productos básicos de la canasta básica.

Él Paquete contra la inflación y el hambre (PACICO) prevé una serie de estrategias de producción, distribución y comercio exterior con tiempos de actuación de hasta 12 meses, sobre las que los expertos han subrayado que tendrá efectos limitados y no inmediatos.

TE PUEDE INTERESAR: Aumento a docentes: apenas corresponde a inflación anual

La mayoría de los bienes mantienen los mismos precios cuando se observa el seguimiento de la canasta básica desde el Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México (Sedeco).

De los 24 alimentos que componen el plan, el Sedeco monitorea 13 productos, entre frutas, verduras, proteínas y semillas, de los cuales solo cinco han presentado cambios de precio, el resto se mantienen sin cambios, según una revisión de los precios máximos de los alimentos ofertados en el Mercado mayorista entre el 4 de mayo (día en que se anunció el plan) y el 20 de mayo.

En comparación, el alimento que presenta mayor variación es el limón cuando baja de 30 a 25 pesos; sin embargo, no habría certeza de atribuir la disminución a los efectos del plan; la cebolla pasó de 18 a 15 pesos; la zanahoria de 15 a 12 pesos, y la tomate está en 26 pesos, un aumento de peso de hace dos semanas.

TE PUEDE INTERESAR: 2022 sombrío: calculan mayor inflación y menor crecimiento

A partir del 20 de mayo el petróleo se vendía hasta en 50 pesos, cuando para la misma fecha del año pasado estaba en 30 pesos; el huevo estaba a 40 pesos (antes 29 pesos) y el bistec de res se vende a 175 pesos (antes 144 pesos).

En otros casos hay una disminución con respecto al año anterior, pero no con respecto a principios de mayo. Por ejemplo, entre mayo de 2021 y 2022 el arroz bajó de 28 a 26 pesos, el azúcar de 46 a 40 pesos y el frijol de 44 a 30 pesos.

Él Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) refiere que el precio de la tortilla en el zona metropolitana de la ciudad de mexico se mantuvo, en promedio, en 20 pesos en mayo.

Doña Elisa, residente en IztapalapaCree que aunque los precios de los alimentos básicos se mantienen altos, son más estables que el año pasado, cuando tuvieron que limitarse a comprar verduras como el tomate y la guindilla.

“Todo está caro, pero ya no hay cambios tan bruscos como el año pasado, cuando en cualquier momento el tomate pasó de 15 pesos a unos 40 pesos, la situación está más tranquila, pero todo sigue caro”, dijo.

Respecto a las últimas semanas, destacó que no ha observado grandes cambios en los precios de los insumos que utiliza para alimentar a su familia, “si acaso, uno o dos pesos más o menos”.

doña Patricia, residente en el municipio mexicano de Chimalhuacánhace las compras de la semana en un tianguis porque lo considera una opción más económica, sin embargo, señala que sigue encontrando precios altos en los alimentos.

“Cada día es un verdadero martirio. En sí era difícil pensar en lo que debería comer, ahora el desafío es doble porque además de hacer la comida (y la comida que les gusta), tengo que hacer casi milagros para conseguir suficiente dinero”, dijo.

 

 

PIERNA

¡Dulzura! Daniela Reza enamoró con vestido ‘pegajoso’

Welbe: Sentirse bien para trabajar mejor – El Sol de México