in

Luchar por la tierra es luchar por todos

La campaña tiene como objetivo recaudar un millón de pesos -de los cuales ya se ha recaudado el 68%- para seguir apoyando a las mujeres indígenas y rurales de México en su lucha contra la deforestación, el cambio climático y los proyectos que destruyen la naturaleza.

Y es que, como afirma Tania Turner, directora ejecutiva de esta asociación, “El cambio climático tiene graves consecuencias en el desarrollo social, económico y ambiental de las comunidades, especialmente de las mujeres indígenas y rurales, que se ven muy afectadas por la falta de igualdad en acceder a los recursos naturales, a pesar de que están a la vanguardia para defenderlos de las industrias extractivas”.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), actualmente las mujeres están excluidas de la toma de decisiones en sus propias comunidades, ya que a pesar de producir el 60 por ciento de los alimentos del mundo, solo poseen el 2 por ciento de los cientos de alimentos del mundo. la tierra trabaja.

Sobre esta iniciativa que combina dos temas de suma urgencia -la igualdad de género y el medio ambiente-, Diana Medina, Jefa de Análisis y Fortalecimiento Institucional del Fondo Semillas, le dice a El Sol de México:

«Y una campaña que atrae los conciencia de que tener hoy dia en el día la sociedad; creo que todoos somos conscientes del cambio climático, la pérdida de biodiversidad, cómo los alimentos vienen con más y más toxinas y que Buscar como revertir este problema«.

Diana Medina se arrepiente veces la forma en que que la gente pueda tomar acción es mucho limitadoDe ahí la idea de apoyar a la mujer rural con esta campaña:

«Y80 por ciento de nuestros recursos naturales está protegido por los pueblos indígenaspor eso tenemos que apoyarlos para que puedan hacer desde el saneamiento de las lagunas, hasta la apicultura, etc.éter… pero cuando se trata de pueblos indígenas hay que tener en cuenta que la mayoría son mujeres, pero muchas de ellas no están representadas ninguno de los dos tener posiciones de liderazgo«, Señala.

CÓMO APOYAR

Hay dos formas de contribuir a esta causa: donando directamente en el sitio: https://semillas.org.mx/a_toda_madre_tierra o comprando una bolsa cubierta, cuya venta también contribuye a lograr la meta.

Enfatice que si bien estas comunidades son las que verdaderamente cuidan el medio ambiente, no suelen usar la terminología de cambio climático que usamos en las grandes ciudades:

TRES DÉCADAS DE TRABAJO

Fondo Semillas es una organización que lleva 30 años apoyando a grupos de mujeres en todo México a través de financiamiento, articulación y fortalecimiento institucional.

Como parte del llamado “boom” de las organizaciones de la sociedad civil que surgieron en México a principios de la década de 1990, surgió con la idea de poner sobre la mesa las necesidades de las comunidades indígenas de Chiapas, que ahora han logrado alcanzar. todos los estados de la República.

En estas tres décadas de trabajo, la asociación destaca que ha beneficiado no solo a las mujeres, sino también a sus familias:

“Estamos hablando de más de 3 millones de personas alcanzadas indirectamente… Hemos pasado de apoyar a unos 20 grupos hace dos décadas a trabajar con más de 150 hoy, más que también se están haciendo cambios en las leyes, para que la gente que antes no tenía acceso a los servicios legales ahora puede hacerlo o tener más capacitación, dependiendo de cada grupo”.

EL DESTINO DE LOS RECURSOS

en el caso de ellos recursos de élHacia el campo «a toda mamáy… Terreno”, se le asignará en Puebla, Chiapas, Oaxaca, Campeche y Jalisco.

Pero, ¿cómo se distribuyen estos recursos recaudados por el Fondo Semilla? La asociación transfiere el 80 por ciento de las donaciones directamente a las organizaciones, luego de que ellas mismas voten por sus mejores propuestas:

“Les pedimos una propuesta donde digan en qué usarán el dinero y entre ellos voten el proyecto que consideren prioritario… Y el 20 por ciento restante también va para el fortalecimiento organizativo del Fondo Semillas en cuanto a la se refiere a la remuneración de nuestros consultores”, dice Diana.

Agrega que la asociación tiene informes de transparencia, disponibles públicamente en su página, para que cada donante pueda asegurarse de que sus recursos lleguen a su destino.

Para cerrar, la portavoz subraya el espíritu feminista que tiene la iniciativa:

«SSi nos dimos cuenta de que algo es que las redes de mujeres salvan vidas, por eso es tan importante para nosotrasluego pídales que compartan sus estrategias de trabajo, como en el caso de Benita galana, de jalisco quien es belicoso un minero qué contamina las aguas. ttambién apoyamos Dos organizaciónesos en Cuetzalán, Puebla, que luchan por el cumplimiento de la ley de ordenamiento territorial, para evitar otros tipos de desastres y articulándolos tu propio trabajo está empoderado«.

Tosepan Pajtí SC de RL de CV, Puebla

Cooperativa que trabaja con 30 familias nahuas de Cuetzalan para adoptar prácticas de mitigación y adaptación al fenómeno del cambio climático y al mismo tiempo elevar su nivel de vida, a través de la implementación de técnicas ecológicas, la producción de alimentos sanos y de calidad, y la producción en los patios (Kaltzintan) de plantas medicinales para el cuidado de la salud.

Sbelal Kuxlejalil, Los Altos de Chiapas

Asociación de mujeres que promueve el desarrollo regional sostenible global. Partiendo de un enfoque de equidad de género, la asociación ofrece talleres de organización comunitaria, ecotecnologías para la sustentabilidad y defensa de los recursos naturales a nivel local. Uno de los pilares de su trabajo es el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres mayas tseltales en defensa del territorio indígena.

Mujeres Pescadoras de Manglar, Villa de Tututepec, Oaxaca

Cooperativa que se enfocó en mejorar las condiciones ambientales del Canal del Palmarito que conecta con la laguna donde estaban pescando, contribuyendo al mismo tiempo al empoderamiento de las mujeres. Se enfocaron en reconocer y visibilizar la participación de las mujeres en las actividades pesqueras.

Organización integrada por mujeres mayas de Hopelchén, Campeche, que defiende políticas agrícolas y alimentarias respetuosas con la tierra, las prácticas tradicionales y los habitantes de la región. Trabajan contra la deforestación y el uso de pesticidas y transgénicos en los cultivos.

Centro de formación y defensa de los derechos humanos e indígenas, AC, Bocoyna, Chihuahua

Su trabajo ayuda a las mujeres rarámuri del municipio de Bocoyna, en la Sierra Tarahumara de Chihuahua, a conocer teórica y prácticamente sus derechos individuales y colectivos para que puedan aplicar estos conocimientos en la defensa de su tierra y su patrimonio biocultural.

Tochan, nuestra casa, Puebla

Mujeres campesinas, indígenas y mestizas que luchan por la protección de la tierra, la biodiversidad, la autonomía y la seguridad alimentaria de las comunidades en las que viven. Defienden el territorio y su patrimonio de los megaproyectos mineros, como las hidroeléctricas, que traen consigo la deforestación desmedida y la explotación de acuíferos.

Escuela de Defensores de Derechos Humanos y Ambientales Benita Galeana, AC, Zapotitlan Tablas, Jalisco

Defienden el territorio de las agroindustrias extractivas, particularmente en el tema de la perforación de pozos de agua y cómo se cambia el uso del suelo para que se puedan cortar y sembrar diferentes áreas para el cultivo de aguacate.

Continúan escuelas de tiempo completo en Baja California: Marina del Pilar Ávila

Urge acción inmediata para reducir el impacto de la obesidad en México – Diario Basta!