in

Persiste violencia contra comunidad de Nuevo San Gregorio, denuncia Frayba

Elio Henríquez / La Jornada / San Cristóbal de Las Casas, Chis.- El Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas (Frayba) dijo que “continúan los hechos de violencia contra la comunidad zapatista de Nuevo San Gregorio”.

Manifestó que, según información recabada por las Brigadas Civiles de Observación (BriCO) instaladas en esa localidad perteneciente al municipio autónomo autónomo zapatista Lucio Cabañas, (en el municipio oficial de Huixtán) y el Buen Nuevo Amanecer en Resistencia por la Vida y la Humanidad, “el incremento de la violencia contra la comunidad pone en peligro la vida, seguridad e integridad personal de seis familias, bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Con una intervención urgente, recordó que el 8 de mayo «el grupo de agresores volvió a expropiar parte del territorio de la comunidad de Nuevo San Gregorio, introduciendo además ganado que destruyó la tubería de agua que abastece a las bases de apoyo del ‘EZLN».

El 9 de mayo, agregó, «continuaba el amedrentamiento, pues el grupo de atacantes mantenía vigilancia constante con machetes y hondas, mientras las bases de apoyo del EZLN reparaban la tubería de agua».

Indicó que “el mismo día el grupo agresor comenzó a medir el territorio, repartiendo a los últimos trabajadores de las bases zapatistas y se documentó la presencia de un vehículo tipo Tsuru con la calcomanía de la Coordinadora de Organizaciones Ambientales por un Chiapas mejor. (Comach)».

Frayba aseguró que “todos los días el grupo agresor permanece presente en el territorio provocando con amenazas verbales a las bases de apoyo; Se expropió la escuela secundaria autónoma y los potreros colectivos de la ganadería, lo que provocó la muerte de cuatro vacas, la destrucción de la piscifactoría y la tala de árboles maderables y frutales, provocando pérdidas económicas a las bases zapatistas”.

La organización que preside el obispo emérito de Saltillo, Coahuila, dijo que lo anterior “dificultaba la siembra y por ende una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad, sumado al escaso acceso al agua potable, así como a la educación de niñas y niños”.

Afirma que “los ataques al territorio zapatista se dan en el contexto de los hechos ocurridos el 2 y 5 de mayo en la comunidad de Moisés y Gandhi, donde 83 bases indígenas de apoyo del EZLN fueron obligadas a trasladarse de la Emiliano Zapata y Resistencia, tras el ataque perpetrado por un grupo armado presente en el territorio”.

Destacó “la indiferencia del Estado mexicano por implementar una acción efectiva para desactivar la violencia, ante las intervenciones que ha realizado Frayba por el riesgo a la vida, seguridad alimentaria, seguridad e integridad personal de las bases de apoyo, de los defensores y cuidadores de su territorio”.

Impresión amigable, PDF y correo electrónico

Protesta del PRD frente a la SEP; Piden mantener escuelas de tiempo completo

Asfixiar museos – 24 horas