in

¿Qué es el asiento, ingrediente esencial de la tlayuda? – El financiero

Ante esa buena untada de frijoles y el relleno de quesillo, cecina, chorizo ​​o cecina, las tlayudas de Oaxaca se caracterizan por asiento que se pone Tortilla monumental de maiz blancodorado a la parrilla, un poco coriáceo, sabroso, único.

Se diferencian en distintos aspectos de la preparación que en la Ciudad de México llaman tlayudas o doradas y en Toluca se les llama huaraches: una especie de tortilla ovalada de maíz azul tostado con frijoles, nopales cocidos, cebolla, cilantro, queso y salsa, como las que venden en Inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), en Santa Lucía, ubicada en el municipio de Zumpango, Estado de México.

Se ha documentado que las primeras menciones de las tlayudas como platillo se dan en Oaxaca, en una publicación de el mundo grafico Dedicado a la comida de ese estado, publicado en la década de 1930, se describe: «Los más pobres pueden disfrutar tomando una tlayuda (tortilla grande especialmente hecha) caliente y cubierto con ‘asiento’ […] y espolvoreado con salsa de tomate picante o chile pasilla.


Luego de ser desvalorizada en algunos sectores de la población, sobre todo con temas de clase, la tlayuda se coronó en 2020, como la la mejor comida callejera de america latina, según una encuesta de Netflix Latinoamérica realizada en Twitter. Además, desde 2010 la tlayuda es uno de los platillos oaxaqueños declarados Patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO.

Asiento, el alma gorda de la tlayuda

Seat ha sido un ingrediente básico desde sus primeros pasos como platillo, cuando pasó de ser una tortilla masticable a un manjar tradicional, señal de que todo sabe mejor con un buen topping.

los Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana describe el recinto como el “nombre que recibe Oaxaca en grasa espesa y quemada resultante de freír chicharrones«.

Cada tlayuda se calienta con unos asientos y enseguida se le unta frijoles refritos, también se le pone bolitas de pasta, memelas, gorditas y otros platillos.


Este peculiar sabor se obtiene a través de un proceso de casi cuatro horas en el que la mano experta de la panceta fríe distintas partes del cerdo en manteca hirviendolos sobrantes del fondo se mezclan con otras mantecas, se pasan al molino y así se obtiene el “asiento”, una pasta que contiene todo el sabor del cerdo, lista para untar.

otros lugares

Esa fascinación por lo que queda en el fondo de una cacerola se puede encontrar en varios platos.

los Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana también menciona la asientos de chicharrón«los sobrantes que se obtienen de freír carnitas y chicharrones».

Estos pequeños trozos de carne con grasa, dorados, se venden en los mercados de la Ciudad de México, Morelos, Tabasco para rellenar tacos, tamales, tlacoyos, gorditas y otros antojitos.

AMLO establece área natural protegida en zona del lago de Texcoco

Senador Ricardo Monreal invita a Scherer, Olga Sánchez y Alejandro Gertz a superar diferencias