in

Tortilla cara? Espere más alzas en las próximas semanas

la guerra en Ucrania ya te sientes por dentro México en el momento del lanzamiento de los tacos, porque el conflicto ha puesto aún más presión sobre la tortilla, cuyo precio por kilo asciende a 24 pesos en la región norte del país.

Dada la alta volatilidad que ha mostrado el precio internacional del maíz por el conflicto en Europa, la Grupo Asesor de Mercados Agrícolas (GCMA) estima que en las próximas semanas habrá un aumento de entre cuatro y siete pesos por kilo, dependiendo de la zona del país.

TE PUEDE INTERESAR: Crédito de la banca comercial al sector privado disminuye 1,7%

El incremento en el costo de la tortilla, que hasta el jueves en el centro del país era de 20 pesos el kilo, ya se había registrado ante la tensión geopolítica en Europa los estepor lo tanto, la invasión rusa es un desencadenante más.

Señora. magalía Se queja del aumento de los precios de los alimentos, y en el caso particular de la tortilla dice que es un «abuso», pues ha subido a cinco pesos en menos de un año. Se dice que si las estimaciones de GCMA“Sería casi un lujo” que las familias complementaran su dieta con tortillas.

“Son alimentos de consumo diario. Ellos saben que sí o sí los necesitamos, pero también hay que ser respetuoso con los clientes. No me imagino una comida sin tortillas”, dice.

Hace un año el precio promedio nacional del kilo de tortilla era de 16.06 pesos, pero hoy es de 19.93 pesos, un incremento de 24.09%, según la Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados.

Los continuos aumentos en los precios de la tortilla también afectan a los tortilleros, quienes reportan caídas en las ventas y también ven como una amenaza adicional a los autoservicios, ya que venden el producto hasta siete pesos menos.

Julia, trabajadora en un tienda de tortillasargumenta que el sector se ve obligado a trasladar el aumento del maíz a los precios finales.

“No es por razones que determinamos los comerciantes, sino por los precios más altos de las materias primas y que aumenta la renta de los locales”, argumenta.

el director ejecutivo de GCMA, Juan Carlos Anaya Castellanosexplica que el aumento del precio internacional del maíz y los fertilizantes, así como la sequía Méxicoestos son factores que impulsarán al alza los precios de la tortilla en las próximas semanas, afectando también los costos de producción del sector ganadero, ya que el trigo se utiliza para la alimentación del ganado.

Señala que para la primera semana de abril ya se estima un incremento de 200 pesos en el precio de la tonelada de maíz blanco -destinado al consumo humano- y trigo amarillo -utilizado para la alimentación animal y la industria.

Hablando de fertilizantesAnaya Castellanos señala que afectará por el lado de la producción, el rendimiento del campo. Y es que, además del incremento interanual del 153% del precio de este insumo, la escasa disponibilidad de fertilizantes por el cierre de los mercados de exportación de China Y Rusiaenumerados como los principales fabricantes y proveedores del mundo.

A la sequía que vive el país se suma la producción nacional de maíz, que no puede satisfacer la demanda del consumidor, por lo que tiene que recurrir a grandes importaciones de trigo.

En Sinaloa, que se posiciona como el primer productor de maíz, el 44% de sus municipios presentó un primer grado de sequía durante la primera quincena de marzo, según datos de Con agua.

Infografía: Juan Ángel Espinosa

«No gustó, pero hay que mantener el negocio»

César Lópezun fabricante de tacos que trabaja en un vecindario local Santa María la Riberadice que aunque ha ajustado sus gastos, ha tenido que subir los precios.

«Desde el pandemia Todo lo compro más caro y con lo que ganaba antes no me podía mantener. No me gusta subir los precios, me pongo en el lugar de la gente y sé que duele, pero si no, mi negocio se va a perder”, comparte.

«Subimos los precios, pero perder clientes duele»

Jorge Meza, dueño de un puesto ubicado en Calle de la Revolución, Dice que ante el aumento de los precios de la tortilla, vio la necesidad de subir los precios de sus tacos, entre cinco y 10 pesos.

“Tengo clientes que vienen desde hace mucho tiempo y se han dado cuenta que he subido los precios, no los he vuelto a ver desde entonces. Es frustrante que esto pase porque pierdes gente y sobre todo dinero”, dice.

«Los clientes se quejan, pero no es culpa nuestra»

Un pequeño negocio de tacos en el Centro de la Ciudad de México tuvo que ajustar sus precios a pesar de la insatisfacción de los consumidores.

“Hay clientes que vienen y se quejan de que es muy caro, aunque no sea culpa nuestra. Buscamos donde puede ser más barato, pero es aún peor, porque la tortilla a veces es más cara”, dice el empleado. Omar Castillo.

PIERNA

Representarán a la CDMX en voleibol… pero no hay apoyo

EEUU acusa al gobierno de AMLO de entorpecer el comercio