in

Un gastrobar para saborear San Miguel de Allende – El Financiero

Escondido en una de las estrechas calles de san miguel de allendeGuanajuato, las escaleras del gastrobar el techo de selina te lleva a lo más alto de una refrescante experiencia gastronómica en su terraza. Allí, desde lo alto, al atardecer, se iluminan las mejores vistas de la Parroquia de San Miguel Arcángel, capaz de transportar a todo viajero soñador al pasado de esa ciudad colonial… con cóctel de mezcal en la mano

San Miguel de Allende ha sido declarado Herencia mundial por el Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y en los últimos años ha destacado por sus características innovadoras ofertas gastronómicas, el techo de selina es uno de ellos.

En este lugar las conversaciones se mueven al ritmo de su extensa carta de cóctel Y cóctel sin alcohol (cócteles sin alcohol); cada encuentro se degusta con los platos seleccionados por Chef Abel Hernández.


Es un menú fresco, donde hasta el plato más sencillo es una explosión de sabores, por ejemplo sus entrantes incluyen un guacamole inusual: entre los pedazos de puré de aguacate hay castañaTrocitos de cerdo crujientes por fuera y tiernos por dentro.

Ellos también se preparan tacos de pulpo con corteza prensada y seca; o, entre los favoritos de sus comensales, las sopas de pasta azul con picaña barbacoa y queso de oveja.

En sus platos fuertes encontrarás opciones como rojo ib en costra de chile, con puré de rúcula, papas cambray y zanahorias asadas; o la raviolis rellenos de ricotaservido con acelgas y parmesano.

Espíritu mexicano en un vaso

Por la tarde la terraza se convierte en un espectáculo humeante, en su bar hay copas de romero ahumadoespecias, hierbas, hielo, trazos desde tequila, mezcal, vodka, sake, whisky, limones, leche de coco, chiles, mermelada, piloncillo, jugos, todo va a la batidora, juntos, pero no mezclados, combinados por expertos en unas 40 opciones cambiantes.


En el bar te encuentras kevin romeroun hombre joven barman que en su apellido también lleva los ingredientes de sus bebidas. A lo largo de su carrera ha aprendido las técnicas de los chefs con los que ha trabajado, las aplica en su mixología, desde cocina molecular Hasta que alcohol infundido en grasa.

Sobre esta peculiar técnica, el especialista explica en una entrevista que una de sus creaciones fue una cóctel con tequila infusionado con grasa de picaña, un poco de tabasco, jugo de zanahoria y sirope de jengibre, «es un cóctel tipo Bloody Mary, perfecto para ‘crudo’ los domingos». A veces lo publican los fines de semana en Selina.

En el menú de la azotea esos abundan coctel de chilecomo Sunset Collins (mezcal, sirope de chile y maracuyá), rey de las palomas (tequila, sirope de chile y jugo de toronja) o la margarita San Miguel (tequila, ananá y cordial de cilantro con chile).

encontrarte también cóctel sin alcohol, una tendencia reciente: una bebida preparada con el mimo de un cóctel, pero sin alcohol, una opción diferente a las aguas saborizadas, jugos o refrescos que siempre se ofrecen en restaurantes y bares para quienes no beben. Entre los populares en esta alternativa se encuentran dos que suelen contener mezcal: Matlacíhuatl (mezcla de Frangelico, guayaba y fresas) e Hola (Mezcla de pepino-piña y sirope de romero).

Y también es el mezcales bebida popular en sus menús, Kevin explica que este destilado es uno de los más fáciles de hacer para un cóctel porque se puede mezclar con casi todo, desde café, hasta fruta fresca, incluso té, «es un mito que solo se puede tomar solo». o con naranja, se puede combinar con todo, pero va muy bien con sabores frutales”.

A su juicio, esta es la tendencia actual de la coctelería: «el tequila se ha quedado más tiempo con los extranjeros, viene gente de mexico a preguntar mezcales«.

Sólo los alcohólicos sufren de hígado 22/03/11

Covid ha dejado 18,2 millones de muertos en todo el mundo, el triple de la cifra oficial: estudio – El Financiero