in

Y Tamaulipas… crece 15/03/2022 | Excelente

Tamaulipas se encuentra inmersa en un profundo proceso de cambio. Un cambio social que marca su origen en la transición política alcanzada a nivel estatal en 2016, con la victoria electoral del Partido Acción Nacional y que, desde entonces, ha mejorado la calidad de vida de las comunidades asentadas en todos los puntos de la entidad. , a partir de la consolidación de una alianza entre el gobierno del estado y la empresa Tamaulipas. Proceso de cambio cuyo eje central es la recuperación sostenida de la seguridad ciudadana, gracias a sus beneficios multiplicadores en el resto de las áreas de política pública. Vemos.

A diferencia de la evolución observada en la gran mayoría de los estados de la República Mexicana, que presentan un preocupante recrudecimiento de los diversos renglones de incidencia delictiva, Tamaulipas ha implementado una estrategia de seguridad global que ha permitido el cierre paulatino de los espacios operativos y la impunidad de los grupos delictivos. , con la consiguiente disminución de la comisión de delitos que preocupan mayoritariamente a los ciudadanos.

Esta tendencia positiva es reconocida por las propias instituciones federales. De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Tamaulipas no solo ha dejado de estar en la lista de los cinco estados más violentos, sino que se ha convertido en uno de los diez con mayor nivel de seguridad en todo el país. Esto se debe a que, de 2016 a 2021, las acciones del gobierno de Tamaulipas redujeron en 18% los homicidios dolosos, 86% los secuestros, 52% el hurto de vehículos y más de 23% los delitos comunes, entre otros. avances en la materia.

Las reducciones son producto de un decidido esfuerzo por ampliar la presencia territorial de policías bien formados, valorados y honestos, por incrementar las capacidades tecnológicas de estas sociedades civiles, así como por profundizar su colaboración con organismos municipales e instituciones federales, en para fortalecer el alcance de una acción cada vez más articulada y frontal contra la delincuencia.

Así, en el último año de gestión, el actual gobierno estatal ha logrado legar un sistema a favor de la seguridad ciudadana, en el que una mayor fuerza de policía estatal realiza mejores tareas de proximidad en municipios, control de tránsito, vigilancia de cibermedios y persecución. de miembros del crimen organizado, para recuperar de manera sostenible la tranquilidad en los hogares, comercios, plazas y centros turísticos de Tamaulipas. Especial mención merecen las medidas e incentivos que ennoblecen la vida de quienes se dedican a estas tareas y la de sus familias.

Mayor seguridad en más espacios es el motor de un círculo virtuoso que cada día cambia el rostro de las comunidades de esta entidad. Reducir el crimen en las comunidades fomenta el clima de negocios que genera empleo. Por ello, hoy Tamaulipas es uno de los cinco estados más importantes por volumen de exportación; uno de los siete con mayor número de inversiones extranjeras directas; además de haber duplicado la afluencia de turistas en los últimos años.

Toda una serie de actividades comerciales e industriales que aceleran la reactivación económica y generan empleos formales, llevando al estado a ubicarse entre las trece entidades con mayor generación de empleo en 2021. Sin embargo, no estamos viendo el final de la evolución, sino solo una primera. recorte de mayores beneficios que habrá que alcanzar si las prioridades y criterios de estas políticas públicas estatales se mantienen vigentes.

En primer lugar, porque el aumento de la recaudación de impuestos por actividades económicas conduce a la implementación de una política social estatal responsable que elimine las desigualdades ampliando el acceso a los servicios de salud, educación, capacitación y alimentación de los segmentos vulnerables, mitigando también las causas que favorecen las expresiones de violencia con la adquisición por parte de la comunidad de espacios públicos y, en segundo lugar, porque se adelantan una serie de obras de infraestructura, que incrementarán la competitividad de la economía estatal, así como la atracción turística hacia los recursos naturales de Tamaulipas.

Por ejemplo, la carretera Tam-Bajío -que reducirá significativamente los tiempos de viaje entre la actividad portuaria de Tamaulipas y la actividad industrial de los estados de San Luis Potosí, Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Jalisco-, la playa de Miramar -que promoverá la recepción de un mayor flujo turístico, luego de ser recuperadas por el gobierno estatal de intereses ilegítimos -y de las energías renovables -cuyo impulso sin precedentes ha superado los 1.700 MW de capacidad instalada en pocos años-, entre otros proyectos en proceso de consolidación, constituyen la plataforma sobre la cual Tamaulipas crece y ofrece un modelo de desarrollo regional para todo México.

México, EUA y Canadá analizan implementación del T-MEC

Elaboran helados artesanales y helados para diabéticos en Huajuapan